Publicado:

10 septiembre 2023

8 minutos

Autor:

Asesora de Espacios

Compartir:

[addtoany]
Orden

Consejos para Guardar tus objetos de Temporada de Vacaciones: ¡Hablemos de Cómo Hacerlo!

Hay algo especial en regresar a un destino de vacaciones que atrae incluso al viajero más aventurero. Tal vez sea la sensación de familiaridad. O quizás la comunidad que te recibe. Puede ser la variedad de actividades que no puedes hacer en un solo viaje, ni siquiera en diez. O tal vez sea simplemente una tradición familiar arraigada. Sea cual sea la razón, o la combinación de razones, las personas que mantienen una segunda vivienda o que vuelven al mismo lugar año tras año tienen necesidades específicas de almacenamiento durante las diferentes estaciones, tanto en su destino como en su hogar de origen.

Evitando la Trampa de los Motores de Búsqueda

Cuando buscas una unidad de almacenamiento para la temporada, lo más importante es encontrar opciones asequibles tanto en tu destino como para los objetos que dejas atrás. Las palabras clave populares para los cazadores de ofertas incluyen frases como «almacenamiento económico cerca de mí» o «¿cuánto cuesta una unidad de almacenamiento por mes cerca de mí?» Es comprensible querer obtener buenos precios, especialmente en áreas de vacaciones de lujo con bienes raíces costosos. Te recomendamos seguir estos pasos para encontrar la unidad de almacenamiento perfecta:

1. Piensa en lo que necesitas almacenar.

Cuando empacas tu casa de vacaciones, es probable que te encuentres con sillas de exterior, parrillas, sombrillas, mesas, herramientas de jardinería y otros objetos demasiado voluminosos para guardar en el interior. Dado que en muchos destinos de vacaciones existe el riesgo de huracanes y otros fenómenos climáticos intensos (sin olvidar el robo ocasional), estos objetos deben guardarse en un lugar seguro antes de cerrar la casa por la temporada. Examina cuidadosamente lo que tienes y lo que necesitas almacenar, y crea una lista de inventario para futuras referencias.

2. Considera el tamaño del espacio de almacenamiento.

Algunos de nosotros dejamos nuestros autos o SUV en nuestro «hogar lejos del hogar» para tener siempre un vehículo confiable a mano. Otros optan por almacenar objetos más pequeños como ropa de verano y suministros de playa para evitar el costo de llevarlos de ida y vuelta. Sea lo que sea que desees almacenar en tu destino de vacaciones, debes pensar seriamente en el tamaño de la unidad de almacenamiento que necesitas. Asegúrate de que el personal de la empresa de almacenamiento que elijas pueda explicarte las opciones disponibles y ofrecer términos de contrato flexibles para que puedas cambiar de tamaño según sea necesario.

3. Investiga la seguridad.

En cuanto a los costos de almacenamiento, hay opciones para todos los bolsillos, como bien saben aquellos que han buscado «precios de unidades de almacenamiento cerca de mí». A menudo, las opciones más baratas son económicas porque recortan en algún aspecto. Antes de comprometerte con un contrato, asegúrate de preguntar acerca de la seguridad en el lugar. Lo último que deseas es confiar tus pertenencias a una empresa de almacenamiento que sea considerada «presas fáciles» por los locales. Mantén una conversación detallada con el gerente sobre la seguridad en el lugar y observa cuidadosamente las cámaras, los puntos de acceso y la iluminación en la instalación.

4. Valora la ubicación.

Cuando eliges una instalación de almacenamiento en tu destino de vacaciones recurrente o en casa, es esencial tener en cuenta su ubicación. Muchos «snowbirds» (personas que viven en el norte durante el verano y en el sur durante el invierno) van directamente desde el aeropuerto a recoger su vehículo en el almacenamiento de vehículos. Las personas que conducen hasta su destino prefieren que sus unidades estén cerca de sus bases de operaciones para facilitar la entrada y salida de sus objetos. Asegúrate de que la ubicación de la instalación de almacenamiento que elijas sea conveniente para tu forma de viajar.

5. Piensa en la accesibilidad.

Cuando los vacacionistas (o aquellos que regresan de sus vacaciones) utilizan el almacenamiento estacional, necesitan acceder a sus pertenencias cuando lo deseen. Cualquier retraso significa postergar la diversión y la relajación durante sus vacaciones o la comodidad al volver a casa. Además de considerar cómo encontrar unidades de almacenamiento económicas, también debes pensar en la accesibilidad. ¿Es necesario que alguien esté siempre en el lugar para abrirte? ¿La instalación cierra temprano los fines de semana? ¿Cómo afectan los horarios de días festivos a la accesibilidad? ¿Los clientes pueden conducir hasta sus unidades? Asegúrate de que tus objetos estén disponibles cuando los necesites y de la forma en que los necesites, ya que cualquier otra cosa puede causar estrés y frustración, lo cual nunca es un buen trato.

6. No olvides el clima.

Hemos hablado mucho sobre la importancia del almacenamiento con control de temperatura para tus objetos de valor. Si bien es obvio que no quieres almacenar objetos delicados, como recuerdos familiares, documentos o muebles de madera, en unidades que están expuestas al calor, la humedad y el frío, quizás te sorprenda saber que las opciones con control de temperatura también son las mejores para almacenar a largo plazo motos acuáticas y botes. Asegúrate de que la instalación de almacenamiento que elijas tenga la capacidad de guardar tus objetos tal como deseas, ya sea a corto o largo plazo.

7. Aprovecha los beneficios.

Normalmente, las opciones económicas no incluyen ventajas como el alquiler gratuito de camiones de mudanza. Los camiones de gran capacidad son cruciales cuando se trata de mover muebles de patio, tablas de surf, bicicletas y otros objetos grandes que no quieres guardar en tu casa de vacaciones durante la temporada baja. Además, las empresas de almacenamiento económicas pueden que no ofrezcan cajas, cinta adhesiva y otros suministros de embalaje y mudanza que necesitas para aprovechar al máximo tu unidad. Asegúrate de hacer estas preguntas antes de firmar cualquier contrato.

8. Revisa los términos del contrato

A pesar de que las unidades de almacenamiento económicas pueden parecer la opción más rentable, debes asegurarte de que los términos del contrato sean flexibles. Lo último que quieres es estar atrapado en un contrato anual cuando solo necesitas guardar tus pertenencias durante los seis meses que no estás en la ciudad. Busca alquileres mensuales que te ofrezcan la flexibilidad que necesitas, y a un precio que te guste.

9. Considera el servicio al cliente.

Aunque tu prioridad pueda ser encontrar «almacenamiento asequible cerca de mí», no subestimes la importancia del servicio al cliente, especialmente si planeas estar fuera de la ciudad durante un período prolongado. Si surge algún problema en la zona en la que almacenas tus objetos, necesitarás una voz amigable y servicial al otro lado de la línea telefónica. Asegúrate de elegir una empresa que ponga el servicio al cliente en un lugar destacado, ya que una unidad de almacenamiento puede ser económica, pero la falta de comunicación y asistencia puede tener un costo importante.

10. Considera la facilidad de reserva.

Por último, pero no menos importante, debes considerar lo sencillo que es reservar una unidad. ¿Debes firmar el contrato en persona? ¿Puedes encontrar la información y el asesoramiento que necesitas en el sitio web de la empresa? ¡Mejor aún, ¿existe una aplicación? Las comodidades modernas te ahorrarán una cantidad enorme de tiempo, algo que nunca parece abundar cuando estás de vacaciones.

Artículos relacionados:

Mudanzas

Mudanza en Marcha: Claves para Organizar y Renovar tu Armario al Máximo

Leer artículo
Consejos
Mudanzas

5 consejos útiles para etiquetar como un profesional

7 minutos
Leer artículo